Que no te den gato por liebre

image

Si quieres un gato, quieres un gato. No una liebre. A mi me pasó algo peor, yo quería un gato y de pequeño era gato pero luego me salió vaca. Diez kilos de gato. Luego quise una gata, y me salió un chihuahua pequeño. Dos kilos de gata. (entre los dos hago la media y me sale un peso medio adecuado)
Así que si quieres un cartel molón para colgar en tu casa; habla conmigo porque te va a encantar lo que puedo hacer para tí; y nada de comprarlos de esos realizados en cadena en una fábrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *